Article Categories
Login

Aceptaste a Jesús | predicas cristianas


Dios nos conoce a cada uno de nosotros individualmente. Él sabe lo que somos capaces de hacer, y conoce nuestros potenciales. Las predicas cristianas nos enseñan que Dios nos conoce mejor que nosotros mismos.  Muchas veces decimos que no podemos hacer algo, nos dejamos engañar por el diablo y nos derrotamos nosotros mismos. No tratamos por miedo a fracasar. Pero si el Señor nos ha escogido para hacer su obra aquí en la tierra, Él sabe lo que somos capaces de hacer. Las predicas cristianas nos dejan saber que Dios conoce el corazón, y la resistencia de cada uno de nosotros. Estamos llamados ha obrar por el Señor y hacer su voluntad. 

Es exactamente por eso que las predicas cristianas nos instan a permitir que el poder de Dios se refleje en todo lo que hacemos. Tenemos que dejar que Dios nos use tal como Él quiera. No podemos estar aguantados y temerosos pensando que Dios no nos puede usar, porque nuestro Dios es soberano y usa cualquier cosa o momento. Las predicas cristianas nos demuestran que cuando nosotros pensamos que no hay manera que Él nos pueda usar, entonces es cuando más nos usa (1 Corintios 1:27). Las predicas cristianas nos hacen ver que aun en las situaciones más difíciles hay esta Él dispuesto a derramar su gracia. 

Las predicas cristianas nos llaman a crecer; no podemos seguir haciendo como hacen los niños chiquitos, no podemos seguir haciendo como me hace mi hija de dos años. Cada vez que le digo algo me pregunta: ¿Por qué? Hay veces que me vuelve loco, porque todo lo que le digo se que será contestado: ¿y por qué? Y muchos de nosotros hacemos lo mismo cuando llega el tiempo de obrar para el Señor. Nos ponemos a preguntar a nuestro Padre “¿por qué?” (Romanos 9:20).  Sino que tenemos que escuchar a lo que las predicas cristianas nos llaman, y obrar para Dios. ¿Quién somos nosotros para estar peguntando el por qué? Dios lo sabe y eso es todo lo que cuenta. Las predicas cristianas nos hacen claramente ver que Dios está en control y nos eligió para su obra. 

“Las predicas cristianas nos enseñan que el hecho de que tendremos una cena exquisita en el día de hoy es una razón por la cual darle gracias a Dios; porque fue Dios que puso en el corazón de todas estas mujeres que se reunieron a cocinar y preparar este banquete que hoy tendremos. ¡Gracias a ti mi Dios por los alimentos y la buena voluntad que tu nos has proporcionado!  Estoy seguro que muchos están de acuerdo en que le demos gracias a Dios por todas estas cosas, pero también estoy seguro que muchos se deben estar preguntando ¿cómo le vamos a dar gracias a Dios cuando estamos atravesando por una situación tan difícil?”